La historia de Cáceres está estrechamente ligada a las religiones que convivieron dentro de su muros. La ciudad acogió tanto a musulmanes como a judíos y cristianos. Todos dejaron su legado cultural y arquitectónico.

‘Cáceres ha sido lugar donde se aposentaron lenguas y dioses que unieron a los hombres con la magia. Lo terrenal con lo divino concebido desde religiones animalistas, politeístas o monoteístas; prerromanos, latinos, árabes, judíos y cristianos aportaron sus vestigios religiosos.’

Fernando Jiménez Berrocal


Fratres

Los Fratres de Cáceres

Fernando II de León arrebató la ciudad al aventurero portugués Gerardo de Sempavor en 1169. Un año después, la dejó bajo la custodia defensiva de los Fratres de Cáceres, un grupo de caballeros mitad monjes y mitad soldados. Sin embargo, tres años después los almohades asaltaron la ciudad. Los Fratres resistieron durante seis meses hasta que los últimos cuarenta fueron degollados tras defender como último bastión la actual Torre de Bujaco.


El Fuero

El Fuero

El Fuero de Cáceres fue otorgado en 1229 por Alfonso IX tras la reconquista de la ciudad. Además de incentivar la repoblación y dictar las normas de convivencia, el Fuero prohibió la permanencia de las órdenes militares y religiosas dentro del recinto amurallado y declaró a Cáceres como ciudad de Realengo.




Las principales iglesias

San Mateo
San Mateo

Posiblemente edificada sobre los restos de la antigua mezquita árabe, se construyó entre los siglos XVI y XVII, excepto la torre, que es del siglo XVIII. Mezcla elementos de estilo gótico, renacentista y barroco. Su portada es plateresca.

+Info




San Fco Javier
San Francisco Javier

Este templo barroco construido por los Jesuítas en el siglo XVIII (su obra finaliza en 1752), destaca por su imponente fachada. Dos torres-campanario flanquean dos cuerpos de columnas. En el superior se encuentra una imagen de San Francisco Javier. En el subsuelo del templo, hay un aljibe natural y, bajo el crucero, la sepultura de su fundador, don Francisco Cristóbal de Vargas Figueroa y Sande.

+Info


San Juan
San Juan Bautista

Construida a finales del siglo XIII, en su feligresía destacaron laneros y comerciantes. Es un templo de estilo gótico con detalles arquitectónicos tardorrománicos.





Santiago
Santiago o Santiago de los Caballeros

Se cree que, en origen, pudo ser construida a comienzos del siglo XII como una pequeña iglesia románica. Reformada en el siglo XVI, combina elementos tardorrománicos y góticos. Fue baluarte de la Orden de Santiago y en su interior se conserva uno de los retablos más bellos del arte religioso local.

+Info


Ermitas, conventos, mezquitas y sinagogas

Existe en Cáceres una red de antiguas ermitas camineras que están presentes desde la Edad Media. Hubo hasta 24 ermitas; unas sucumbieron al paso de los siglos, otras fueron convertidas en parroquias y muchas de ellas siguen presentes.

Ermitas

Ermita de la Paz
1. Ermita de la Paz

De estilo barroco popular, se construyó en el siglo XVIII sobre las ruinas de una ermita anterior. En el interior, destaca la cúpula con pinturas sobre la vida de la Virgen y Cristo.

+Info




Capilla de la Enfermería de San Pedro de Alcántara
2. Capilla de la Enfermería de San Pedro de Alcántara

Terminó de construirse en el año 1765. La bóveda de su nave está cubierta de yeserías que destacan por su recargado barroquismo, único en Cáceres.





Ermita de San Antonio
3. Ermita de San Antonio del Barrio

Se edificó en 1470 sobre los restos de la antigua sinagoga y sufrió una profunda remodelación sobre el año 1666. Es un edificio sencillo de estilo barroco popular.

+Info





Ermita Espíritu Santo
4. Ermita del Espíritu Santo

De estilo mudéjar, consta de una sola nave dividida en tres tramos por arcadas de ladrillo. Se construyó entre los siglos XIV y XVI con mampostería, ladrillo y tapial.




Conventos

Convento San Francisco
5. Convento de San Francisco

Su construcción comenzó en 1472 y se prolongó hasta el siglo XVIII. En la fachada sobresalen tres grandes arcos ciegos, dos espadañas y una hornacina. En el interior, dos claustros situados en dos pisos con galerías arqueadas.





Convento Santa Clara
6. Convento de Santa Clara

Se comenzó a construir en el año 1593. La portada, de 1664, es barroca con elementos manieristas y blasones. En el interior destacan el retablo mayor, de madera dorada, y numerosas pinturas.




Convento Santa Clara
7. Convento de Santo Domingo

Se construyó en el siglo XVI sobre el solar que ocuparon la Cárcel del Corregimiento y la ermita de San Bartolomé.






Edificios desaparecidos

La antigua mezquita mayor, centro de la vida religiosa durante la dominación musulmana, estaba situada en el solar de la iglesia de San Mateo (8). Por su parte, la sinagoga de la Judería Vieja se localizaba donde se encuentra ahora la ermita de San Antonio (9), y la sinagoga de la Judería Nueva, en la actual capilla del palacio del Marqués de la Isla (10).

‘En Cáceres encontramos una mezquita convertida en iglesia y una ermita que fue sinagoga. El inventario religioso de la villa lo componen iglesias, conventos y ermitas camineras que fueron piezas claves para la cristianización de una ciudad que ha sabido conservar el olor y el sabor de su religiosidad. Una religiosidad que cada Semana Santa inunda de tallas y silencios las viejas calles de la ciudad.’

Fernando Jiménez Berrocal

Volver arriba